Tarjeta de visita con diseño minimalista.

Con simples consejos de diseño, es fácil ordenar tarjetas de presentación que difieren de la multitud. Minimalista es la palabra clave. En tiempos de comunidades cerradas y preocupaciones, la simplicidad caracteriza nuestro estilo de vida. De lo que compramos, de dónde viajamos a lo que hacemos.

El mundo gráfico se vuelve ascético y se refleja en las tarjetas de presentación que se ordenan. Sigue la tendencia y ahorra en diseño exclusivo y fuentes complicadas. La simplicidad no es lo contrario de elegante y moderno: ¡al contrario!

Pero, ¿por qué elegir una tarjeta de visita con un aspecto minimalista? Cada tipo de diseño transmite un mensaje. Las tarjetas de presentación deben representar la identidad de la empresa y formar parte de la marca. Una tarjeta simple y limpia comunica orden y orden. El destinatario tiene la impresión de que hay un pensamiento detrás del diseño y que el remitente sabe lo que está haciendo.

Hable sobre lo que hay que decir. Ni mas ni menos. Por lo tanto, los clientes esperan una relación directa y sin complicaciones.

Con un diseño simple, se reduce el riesgo de pintarse en una esquina, lo que abre puertas para colaboraciones más amplias y constructivas.

¿Cómo arreglar una simple tarjeta de visita?

El diseño minimalista no se limita a blanco y negro con Arial como fuente, aunque las maravillas se pueden lograr con poco.

Experimenta con colores

Ok, maneja en blanco y negro si es correcto. Pero no tengas miedo de probar morado y naranja. O rosa y gris. No hay bien o mal. Una vez que tiene el diseño correcto de la tarjeta de presentación, generalmente se siente. Presente los resultados a su entorno. Si el diseño evoca emociones, estás en el camino correcto.

Encuentra la fuente que se ajusta

Las fuentes son una ciencia. Y un arte. La elección de las fuentes dice más de 1000 palabras. Hemos tratado de satisfacer todos los gustos y, por ejemplo, no encontrará el correcto. En su mayor parte, podemos presentar la fuente que está buscando.

La elección es importante para seguir el tema. Y si se incluyen letras en el logotipo, se debe adaptar el texto de la tarjeta de visita. En la combinación de componentes de diseño, nada es sagrado, pero puede ser necesaria la sensación de la punta de los dedos para mantener el aspecto minimalista.

La opción correcta para llegar hasta el final

Si desea transmitir calidad en el marco de la simplicidad, las tarjetas de visita laminadas son adecuadas. El laminado se puede colocar en uno o dos lados y viene en mate o brillante. Las esquinas redondeadas son un caso límite para el minimalismo, pero inténtalo. Las tarjetas de presentación siempre se destacarán en comparación con los competidores.

¿Estás comenzando a prepararte para la prueba? Elija una plantilla en blanco si las ideas ya existen, o comience desde una plantilla de tarjeta de visita y personalícela como desee.


Empieza a crear
Tarjetas simétricas con diseño minimalista.